Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Artículos

1er premio a la mejor comunicación presentada:

Validación española del cuestionario Eating Disorder Examination (EDEQ-A) en adolescentes con trastornos alimentarios y en población general
Autores: Graell, M., Sepúlveda, AR., Andrés, P., Villaseñor, A. Falla, M. Morande, G.
Sección  de Psiquitría y Psicología, Hospital Universitario Infantil  Niño Jesús

2º premio  : Influencia de las complicaciones obstétricas  y los antecedentes psiquiátricos maternos como factores de riesgo en los trastornos de la conducta alimentaria.

Autores: Jana González Gómez, Andrés Gómez del Barrio, Encarnación Bustamante Cruz, Laura Carral Fernández, Paula Suarez Pinilla, Rocío García Quintanal.
Hospital universitario Marqués de Valdecilla. Santander

 

Estimados/as colegas:

Por fin nos han publicado el artículo que recoge la investigación que fue ganadora del segundo premio de investigación en el Congreso de Badajoz, han sido casi dos años, pero ya sabéis que es dura la publicación de artículos sobre estos temas en revistas de impacto (copio abajo el de esta revista).

En el póster premiado no aparecía Jon Arcelus como autor (no iba a asistir al Congreso), aunque era pieza fundamental en nuestra línea de investigación sobre danza y concretamente en este trabajo, motivo por el cual en la publicación definitiva aparece como primer auto.

 

INDICADORES DE IMPACTO REVISTA DE PSICOLOGIA DEL DEPORTE
WoS SSCI  JCR IF 2013:  0.957
InRECS FI 2011:  1.216 (1er Qt)
Índice H Google Scholar 2009-2013: 14
SJR 2013:  0.381
Qualis A2 (CAPES, Brasil). DICE: 33
http://www.rpd-online.com/

 

Resumen

Cuando los fetos son expuestos a componentes químicos que se encuentran en los plásticos, el comportamiento de sus genes podría verse alterado y convertirlos en más propensos a la obesidad y las enfermedades. Esta es la principal conclusión de un estudio de la Universidad de Missouri-Columbia (Estados Unidos) desarrollado con ratones. Las conclusiones de la investigación se han hecho públicas durante la reunión anual de la Asociación por el Avance de la Ciencia que se acaba de celebrar en San Francisco.

Frederick vom Saal, profesor de Ciencias Biológicas de la Universidad de Missouri-Columbia y autor principal del estudio indicó que ciertas sustancias ambientales llamadas agentes químicos alteradores endocrinos pueden cambiar el funcionamiento de los genes del feto, alterando el sistema metabólico del bebé y predisponiéndole a la obesidad. Esta persona podría comer lo mismo y realizar la misma cantidad de ejercicio que alguien con un metabolismo normal pero desarrollar obesidad mientras que la otra persona permanece delgada. Los investigadores utilizaron ratones de laboratorio para estudiar los efectos de estos agentes químicos alteradores endocrinos que incluyen el bisfenol A, un componente habitual de plásticos de uso cotidiano. En sus experimentos los autores descubrieron que estos agentes provocaban que los ratones nacieran con un peso muy bajo y ganaran grandes cantidades de peso en un periodo de tiempo muy corto, doblando en más del doble su peso corporal en sólo siete días.

Los científicos hicieron un seguimiento de los ratones a medida que envejecían y descubrieron que continuaban obesos durante toda su vida. Vom Saal indica que estudios sobre niños que han nacido con bajo peso muestran que pasan por una compensación similar tras el nacimiento, dando lugar a obesidad a lo largo de su vida.

Los investigadores señalan que deben realizarse nuevos estudios para determinar los agentes químicos que provocan este efecto. Según vom Saal existen aproximadamente 55.000 agentes químicos creados por el hombre en el mundo y 1.000 de estos podrían entrar en la categoría de agentes químicos alteradores endocrinos. Estos agentes se encuentran en productos comunes que van desde el plástico de las botellas a los contenedores de pesticidas y electrónicos.

Fuente: ENDOCRINOLOGÍA Y NUTRICIÓN. 2006 OCT;53(8)

Cecilia Sánchez, Carolina Sánchez, Trinidad Martínez, Pilar Martínez, Alberto Moreno y Piedad Santiago

Palabras clave: Tratamiento dietético. Obesidad en adultos. Educación para la salud. Obesidad y ejercicio. Fibra y obesidad.

Introducción: Dado el aumento progresivo de sujetos obesos en nuestra sociedad, nos hemos planteado la valoración de la eficacia de un programa de educación dietética en obesos que acuden a las consultas externas de un servicio de endocrinología.

Material y método: Pacientes con sobrepeso u obesidad atendidos en las consultas externas del Servicio de Endocrinología del Complejo Hospitalario de Jaén. Los pacientes fueron sometidos a una valoración nutricional y se les recomendó una dieta hipocalórica equilibrada, previa encuesta sobre sus costumbres nutricionales.

Resultados: Se estudió a un total de 171 pacientes (134 mujeres y 37 varones) con una media de edad de 38 años. Durante el seguimiento, la pérdida de peso y el porcentaje de pérdida de peso fueron significativamente mayores en los varones que en las mujeres (9,61 frente a 6,71 kg, respectivamente; p < 0,006). La pérdida de peso se relacionó con la realización de ejercicio físico (8,91 kg en quienes lo practican frente a 4,45 kg en los que no; p < 0,001) y con la toma de fibra dietética (7,82 kg en quienes la toman frente a 3,9 kg en los que no; p < 0,001).

Conclusiones: Se puede concluir que cumplir el tratamiento dietético y la recomendación de un cambio en el estilo de vida (realización de ejercicio regular y consumo de fibra) favorece la pérdida de peso y la consecución de los objetivos propuestos a cada paciente.


Para acceder al texto completo es necesario registrarse de manera gratuita en db.doyma.es

alimentacion

Journal of Psychiatric Research

(Executive functioning in anorexia nervosa: Exploration of the role of obsessionality, depression and starvation.)
FUENTE: JOURNAL OF PSYCHIATRIC RESEARCH. 2006 DIC;40(8)

Alexandra Wilsdon and Tracey D. Wade.
KEYWORDS: Executive function; Perseverance; Anorexia nervosa; Obsessionality; Depression.)

Las deficiencias cognitivas relacionadas con la función ejecutiva han sido previamente identificadas en la anorexia nerviosa (AN). Actualmente, hay un conocimiento limitado sobre el grado en el cual otras variables relativas a la AN o función ejecutiva pueden influenciar la relación observada.

El presente estudio examinó tres grupos de participantes, mujeres con AN (n = 22), y dos grupos control: mujeres que padecían alta obsesión (n = 20) y mujeres con baja obsesión (n = 21). Las mujeres que informaron de un trastorno de alimentación durante las 4 semanas previas fueron eliminadas de los grupos control. La función ejecutiva fue medida utilizando la prueba de clasificación de cartas de Wisconsin (WCST) y la prueba del uso de objetos comunes (UCOT). Además, la depresión, la obsesión y el índice de masa corporal también fueron medidos.

Los análisis iniciales no mostraron diferencias significativas entre los grupos en la función ejecutiva, pero las medidas moderadas del efecto se obtuvieron para el rendimiento en perseverancias totales UCOT y pruebas totales WCST. Cuando se controlaron tanto por depresión u obsesión, las diferencias grupales en las perseverancias totales UCOT se tornaron significativas y en el caso de la depresión lograron una amplia medida de efecto.

Tanto los grupos AN y de alta obsesión mostraron significativamente más perseverancias que el grupo de baja obsesión. La depresión pareció suprimir la varianza que era irrelevante para el pronóstico de perseverancia, elevando de esta manera, la importancia de la membresía grupal.

Se recomienda que las variables fuertemente asociadas con la AN sean investigadas en investigaciones futuras ya que esto puede clarificar la relación entre AN y la función ejecutiva.

Para acceder al texto completo es necesario suscribirse en la revista www.sciencedirect.com/science/journal/00223956

 

Abstract

Cognitive deficits related to executive functioning have been previously identified in anorexia nervosa (AN). Currently, there is limited knowledge about the degree to which other variables related to AN or executive function may influence the observed relationships.

The present study examined three groups of participants, women with AN (n = 22), and two control groups: women who were high in obessionality (n = 20) and women who were low in obsessionality (n = 21). Women reporting disordered eating over the previous 4 weeks were screened out of the control groups. Executive function was measured using the Wisconsin card sorting test (WCST) and the uses of common objects test (UCOT). In addition, depression, obsessionality and body mass index were measured. Initial analyses showed no significant differences between the groups on executive function, but moderate effect sizes were obtained for performance on UCOT total perseverations and WCST total trials. When controlling for either depression or obsessionality, the group differences on the UCOT total perseverations became significant and in the case of depression attained a large effect size. Both the AN and high obsessional groups showed significantly more perseverations than the low obsessional group. Depression appeared to suppress variance that was irrelevant to the prediction of perseverance thus enhancing the importance of group membership.

It is recommended that variables strongly associated with AN be investigated in future research as this may clarify the relationship between AN and executive function.